Encontrar y trascender.

Lo que hallarán en las próximas palabras, frases, párrafos, es un conjunto de varias cosas que se fueron dando en el trascurso de una media hora. Quizás un poco más, porque el origen de la cuestión radica de una semana atrás. Seguidamente de esta introducción, se encontrarán con un listado de verbos, sustantivos, adjetivos, cada uno con sus respectivos significados. ¿Por qué detenerse y ver la esencia de cada concepto? Porque creo que es pertinente a veces parar la máquina, y detenernos a ver que estamos pensando, si es correcto o no, si estamos diciendo realmente lo que queremos expresar. Es bueno volver a las fuentes – en este caso a la Real Academia Española- y estudiar un poco.

Caminar: Andar determinada distancia/ Ir de viaje/ Ir andando de un lugar a otro/ Dirigirse hacia un lugar o una meta, avanzar hacia él.

Recorrer: Atravesar un espacio o lugar en toda su extensión o longitud/ Efectuar un trayecto/ Registrar, mirar con cuidado, andando de una parte a otra, para averiguar lo que se desea saber o hallar/ Repasar/ Reparar lo que estaba deteriorado.

Encontrar: Dar con algo o alguien que se busca/ Dar con algo o alguien sin buscarlo/ Hallarse en cierto estado/ Opinar diferente/ Conformar, coincidir, convenir/ Hallar algo que causa sorpresa.

Efímero: Pasajero, de corta duración.

Transitorio: Pasajero, temporal/ Caduco, perecedero, fugaz.

Trascender: Exhalar olor tan vivo y subido, que penetra y se extiende a gran distancia/ Dicho de algo que estaba oculto: Empezar a ser conocido o sabido/ Dicho de los efectos de algunas cosas: Extenderse o comunicarse a otras, produciendo consecuencias/ Estar o ir más allá de algo/ Dicho de una noción que no es género: Aplicarse a todo, como acontece con las de unidad y ser/ En el sistema kantiano, traspasar los límites de la experiencia posible/ Penetrar, comprender, averiguar algo que está oculto.

Espacio: Extensión que contiene toda la materia existente/ Parte que ocupa cada objeto sensible/ Capacidad de terreno, sitio o lugar/ Transcurso de tiempo entre dos sucesos.

Ciudad: Conjunto de edificios y calles, regidos por un ayuntamiento, cuya población densa y numerosa se dedica por lo común a actividades no agrícolas/ Lo urbano, en oposición a lo rural.

Quizás se pregunten  la razón de mi elección de estas palabras. Resulta ser que una de las cosas que creo que hacen bien al espíritu, la mente y la imaginación es el caminar. Es así como un día, salí a la calle, y volví a caminar sin rumbo. Emprendo el trayecto, el cual no estaba definido, claro está, pero que siempre tiene un sentido similar. Quizás sea porque haya áreas de la ciudad con las cuales siento ciertas particularidades o energía, no lo sé. Recorro, observo, abro los ojos, trato de estar atenta. En ese recorrido, me detengo ya que encuentro que algo llama mi atención. Estaba en la vereda de enfrente a la mía, ahí inmóvil, con un mensaje esperando a ser leído, escuchado. Me pongo a pensar cuantas personas han pasado por ahí, sin percibirlo, o también cuantas si lo han visto y se han quedado para atenderlo de cierta manera. El hecho es que me encontré con él, estaba envuelto por completo, y tratando de sobrevivir a una realidad que trata de aniquilarlo. Alguien lo vio allí, indefenso y lo trato de sanar con las vendas curativas, y no sólo eso, dejó en él ciertas palabras o mensajes entre esperanzadores y de aliento.

Se trataba de un árbol en el medio del espacio urbano, un árbol que alguien decidió que ya no debía continuar con el curso de su ciclo natural.

Image

Image

Image

Image

Image

De todo este recorrido, del registro un hecho, y luego de la reflexión, se me desprenden varias cuestiones para pensar:

• El tema del recorrido de un espacio urbano, de una ciudad. Por un lado pensar en las huellas que deja la misma, contando una historia, un pasado, un presente y un futuro, una realidad.

• Descubrir el mundo en qué vivimos desde otro lugar, salir con otra mirada, estar atentos y despojarnos de nuestros prejuicios y ataduras que no nos dejan ver más allá de lo que acontece.

• Plantear a la ciudad como soporte o medio de expresión. Pensar el espacio como lugar libre y democrático que busca ser intervenido para decir algo y que llegue a todos. Trascender del espacio del museo en sí, cuestionarlo.

• Observar el arte como algo efímero, o bien que contenga en si un ciclo de vida, más acorde o en relación a lo sustentable. La transformación de los materiales utilizados, los mensajes, la metamorfosis del soporte y del hecho artístico.

• La transmisión de un mensaje, y como conmover a los transeúntes, a los ciudadanos de este espacio. Encontrar este ejemplo, y darle entidad de mensaje ambiental. Más allá del hecho artístico, transgrede y ofrece una perspectiva de pensamiento hacia un cambio actual y real que debemos hacer.

• La ciudad la construimos entre todos, y como ella busca ser escuchada, busca dar mensajes, grita a su manera los cambios que necesita establecer.

Eso sería lo que una cuestión mínima, o al parecer mínima puede llegar a provocar en una persona, ser, habitante, caminante.  Hace unos días también escribía unas reflexiones que vinieron a mi mente, y en este momento, siento que es la mejor forma de concluir este texto, ya que abarca ampliamente lo que les quiere hacer llegar. Reflexión que en su momento parecía poco, y fue hallando una forma propia:

“E igualmente, uno trasciende sin darse cuenta, dejando huellas, sin percibir el alcance que puedan llegar a tener. El trascender es inevitable. El alcance es infinito, en relación al tiempo, espacio, seres, realidad.”

Advertisements

4 responses to “Encontrar y trascender.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s